dimarts, 27 de setembre de 2016

Cuando duelen hasta las pestañas .El Dolor Total

E, lleva años con dolor , tantos que como dice ella , el día que no lo sienta , será que algo malo le pasa.
Hace ya tiempo que la acompaña , siendo su compañero de día y de noche. Algunas veces se olvida de ella un rato y la deja respirar un poco , pero hay momentos en los que como suele decir , le duelen hasta las pestañas.
A E, sin darse cuenta le ha cambiado el carácter , ha perdido parte de su alegría , y parece que todo lo vea a través de ese dolor que la consume y que le hace ver las cosas en blanco y negro, y valorarlas viendo siempre el vaso medio vacío.
Quien la conoce , sigue a su lado porque sabe que sus malos humores , sus manías , son producto de un sufrimiento continuado, de un duelo por la pérdida de su ansiada independencia que ese dolor le ha ido robando año tras año, aunque haya días en los que sea difícil no acabar rindiéndose ante su rebeldía .
Y es que si lo pensamos , como seriamos nosotros  si lo primero que sintiésemos al despertar y lo ultimo que recordásemos al cerrar los ojos , fuese dolor por toda y cada una de las partes de nuestro cuerpo ?
Ese es tal vez , el gran handicap con el que los profesionales de la salud nos enfrentamos en muchos de los casos , como tratar ese dolor que no se calma en apariencia con nada ?
Cicely Sounders , describió por primera vez el concepto de DOLOR TOTAL, como aquel dolor que no sólo contempla el ámbito físico , sino que también le reconoce un componente emocional y psicosocial..


                                  



Multitud de estudios evidencian , que los pacientes de edad avanzada , experimentan un dolor generalizado y prolongado , pero que asumen como algo  que viene dado con su edad.
A la vez en casos de deterioro cognitivo , su incapacidad para comunicar su grado de dolor , hace que su evaluación no sea la correcta , lo que deriva administración de analgesia insuficiente.
Y si a E. el dolor le ha cambiado la vida , que ha ocurrido con su entorno , su familía ?..
Hace tiempo , ni ella recuerda , o no quiere recordar , que no sale a la calle , cuatro pisos sin un ascensor que la ayude , han convertido su piso en su pequeño mundo , y su balcón su única opción de ver la calle.
Su familia la viene a ver, aunque hay dias en los que sin querer discuten, E. dice que nadie la entiende , que la dejen en paz , que nadie se cree el dolor que tiene .Hasta acusa a los suyos de pensar que les está mintiendo o exagerando , son momentos en los que la rabia  se apodera de ella , y es que en el fondo es lo que siente , rabia por sentir malestar a cada pequeño movimiento que da.
Y ellos hay momentos en los que no saben muy bien que hacer, recuerdan a E, activa , fuerte , y verla enfurecida , y sin capacidad para razonar los desarma .
Porque E. desde muy joven ha llevado el peso de su familia y ahora no consiente que le digan lo que debe de hacer .El sentir que no es dueña de sus decisiones le crea una frustración que no admite pero siente., por lo que reacciona rechazando cualquier ayuda, aunque sabe que la necesita.
Hasta que llega el dia en el que el dolor invalida tanto a E. que consiente ir al Hospital y tras visitas y pruebas , las manos de un cirujano , encuentran uno de los motivos principales de ese dolor .
Ahora E. vuelve a estar en casa , su dolor ha disminuido tanto , que hay dias en los que si le duele alguna parte de su cuerpo , se lo nota más .Y se ha de tomar un antiinflamatorio, sin darse cuenta que ahora con un paracetamol al dí
a tiene suficiente para hacer callar a aquel compañero que no la dejaba nunca.
Sigue sin salir de casa , pero es otra historia......
Por cierto E...tuvo a bien de sufrir bastante dolor hará pronto 47 años , para que yo viese la luz, y por ahora aunque ella es tozuda, yo lo soy más y sigo a su lado , a ver si consigo sacarla a pasear ...