dijous, 1 de desembre de 2016

Como se nos ve , desde la cama del Hospital ? Valoramos lo que siente el paciente durante el ingreso?



Un Hospital es como un pequeño mundo, en el que la mayoria de nosotros nos movemos por todos sus rincones, con total tranquilidad, sabedores en el fondo,  que pertenecemos a él.Eso hace que con los años , las relaciones con el espacio y los compañeros con el que lo compartimos, pasen a ser casi como " de familia " , y esa naturalidad comporte actitudes similares a las que tenemos en nuestra vida fuera del Hospital.
Y nos olvidamos de manera involuntaria que estamos siendo observados ,desde la cama  de cada  habitación en la que entramos, por los ojos de alguien, aburridos de mirar las paredes , las ventanas o la televisión, para los que somos una variación en su monotonía...Y como buenos observadores no sólo miran sino que también juzgan.Y es que podríamos llenar paginas de los diferentes tipos de pacientes , de como son, de como es nuestra relación con ellos, pero nos preguntamos alguna vez que piensan ellos?
O para ir un poco más allá sabemos como se sienten al ingresar en el Hospital? al pasar a ser " sólo " pacientes ?
Dicen que las verdades escuecen, pienso que una vez pasa el escozor se han de ver como una oportunidad de análisis y mejora.
Y es que no hemos de olvidar nunca que delante de nosotros tenemos a una persona, no a un diagnostico, que agradece que le llamen por su nombre y a la que le gusta saber el nuestro.
Que el estar en una cama que no es la nuestra , dificulta en mucho nuestro sueño y a lo mejor nuestro humor cambie durante el día ,así que a lo mejor en muchas ocasiones no tengamos pacientes con carácter difícil, sino a alguien a la que la noche se la hecho eterna.
Que para ellos nosotros , por muy educados y simpáticos que seamos , no somos de su familia ni de su círculo íntimo . por lo que dejarlos desnudos o con sus partes mas intimas a punto para un primer plano , les producirá vergüenza o un sentimiento de indefensión importante.
Que si están inmóbiles en la cama y solos, habremos de vigilar que puedan acceder a lo que necesiten ( timbre incluido ) son  personas normales no súper héroes con extremidades que se alargan a su voluntad.
Que si avisan por dolor , seguramente es porque lo sienten así, nosotros no estamos para juzgar su dolor sino para calmarlo.
Que hemos de explicar sí, pero también escuchar y dejar hablar .A lo mejor eso del dialogo nos ocupa tiempo pero es un tiempo bien empleado.
Que a ellos dudo que nuestras conversaciones privadas les interesen mucho ( bueno aquí habría  alguna excepción..) y menos cuando estamos realizando una cura, poniendo un enema,haciendo la higiene o pasando visita ,
Que para ellos ,somos "su " enfermera y esperan de nosotras una sonrisa , cuidados , ayuda ,nuestra atención en definitiva y si les decimos que vendremos en unos minutos, no podemos ir al cabo de una hora.Y si eso va a ocurrir no cuesta tanto decírselo., ellos seguramente lo entenderán
Que hemos de informarles de las técnicas que vayamos a realizarles, y en que consistirán.El desconocimiento es el amigo del temor y no hay mejor forma de alejarlo que con información y si alguna , sabemos que va a ser molesta , no dejarle con dolor( otro de los peores compañeros que puede haber...) .Ellos no lo saben pero nosotros sí.
Que detrás de cada paciente hay una historia , y que ésta puede hacer que él tenga un carácter u otro así que no prejuzguemos .
En definitiva  :
"Ellos  estan en primera fila , con una vista insuperable 
                del dolor , la angustia y  la soledad "
Y eso es lo que tenemos que tener presente siempre , que en un ingreso hospitalario , el protagonista es el paciente.El será el que estará en esa cama observando, escuchando , porque no puede hacer mucha cosa más .
Pero también deseará ser escuchado y ser visto , que cuando entremos en su habitación le saludemos por su nombre , y así saber que existe para nosotros.
Y a la vez le digamos también el nuestro, entre dos personas que se comunican no hay nada mejor que poder dirigirse por el nombre.Además que mejor manera de acabar con los "chits " " nena" "chaval" que el que sepan tu nombre .
Y si no ,pensemos por un momento en nosotros como pacientes , perdiendo intimidad , en cierto modo la identidad, recibiendo ordenes todo el día , seguro que no resulta un plan muy alentador .
Es necesario en los equipos de enfermería , reflexionar sobre estas dinámicas de trabajo , para trabajar sobre el trato que damos al paciente durante el ingreso.
No todo son curas , técnicas y registros.Los pacientes recuerdan ya no quien era su enfermera , sino si era simpática , amable si hablaba con ellos...
La Humanización está ahora mismo en el objetivo de muchos centros , y el primer paso tal vez sea la personalización de quien estamos cuidando.
Ya se sabe que una buena cura deja una bonita cicatriz en la piel, una sonrisa deja una marca en el corazón .....